Cúrcuma, combate el dolor y la inflamación

By Victoria Pérez | Salud Natural

Un potente antioxidante que además estimula el apetito.

La cúrcuma es la raíz de la planta con la que se prepara el polvo de curry y se utiliza para colorear los alimentos y aportarles un sabor inconfundible. Posee propiedades terapéuticas de gran valor, ya que su principio activo, la curcumina, es un poderoso antioxidante.

– Estimulante del apetito. Facilita la producción de ácidos en el estómago y con ello la sensación de hambre. Favorece las digestiones de las comidas pesadas y evita la hinchazón. Conviene utilizar la especia en tintura o comprimidos, media hora antes de la comida y la cena.

– Antioxidante. Gracias a sus sustancias polifenólicas, es un poderoso antioxidante, situándose al nivel de las vitaminas A, C y E, y por tanto, previniendo el envejecimiento prematuro de las células frente a la acción del exceso de radicales libres producidos por nuestro organismo.

– Para hígado y vesícula. En la medicina ayurvédica y en la tradicional china se utiliza como reconstituyente del hígado y vesícula biliar, así como en los dolores y trastornos menstruales. Hoy en día se ha demostrado que la curcumina fluidifica el líquido biliar, a la vez que inhibe la proliferación del virus de la hepatitis y evita su fusión con las células.

– Antiinflamatoria. Constituye un tratamiento alternativo de valor sobre los procesos artríticos, logrando un importante alivio del dolor.

– Fibrosis quística. Por último, la cúrcuma se ha revelado como una terapia de gran valor en el tratamiento de la fibrosis quística, una enfermedad crónica que afecta fundamentalmente a las vías respiratorias. Colabora en la expulsión de la mucosidad acumulada y mejora la calidad de vida del enfermo.

– Precauciones. No deben tomar cúrcuma aquellas personas que padezcan de úlcera gastroduodena activa. Además, los enfermos de obstrucción severa de las vías biliares deberían consultar a su especialista antes de tratarse con cúrcuma.

Dosis. En los casos en los que deba utilizarse como tratamiento prioritario, se puede tomar una dosis media de 2 g/día, o en tintura 40 gotas diluidas en agua tres veces al día.

La cúrcuma puede tomarse añadida a ensaladas, guisos y estofados.

Follow

About the Author

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies