fbpx

7 Alimentos relajantes para calmar el estrés y la ansiedad

Por Victoria Pérez | Salud Natural

Mar 19
7 alimentos para aliviar tu estrés

Evitar el consumo de alimentos excitantes y sustituirlos por otros de fácil digestión o que ejercen una acción sedante es una medida sencilla para alejar el estrés y la ansiedad.

Éstas son algunas propuestas:

Alimentos que ayudan a calmar el estrés

La alimentación es nuestra mejor medicina. En caso de que se presente el estrés y la ansiedad, hay productos en nuestra despensa que ayudan a calmar esta situación por sus propiedades relajantes

Lechuga

La lechuga es una de las verduras más sedantes. Su nombre deriva de que la planta silvestre segrega una leche en sus tallos, que una vez recogida y seca (de manera idéntica a como se hace con el opio) se vendía como medicina en las boticas de nuestro país en toda la Edad Media y el Renacimiento como poderoso somnífero y como sustituto del opio genuino.

Las ensaladas ejercen una acción sedante, pero la mayoría ignora que la lechuga es una verdura excelente para consumir cocida, lo que se puede hacer con esas hojas más verdes que se desechan y que son uno de los componentes de la genuina sopa minestrone italiana, un excelente plato para relajar el ánimo.

Cebolla

La cebolla cruda es más bien enervante, a menos que la pongamos un rato en remojo, para que pierda su sabor intensamente picante.

La cebolla cocida o en caldo, en cambio, tiene un efecto sedante sobre el sistema digestivo y nervioso.

También puedes leer  Herbodietética. Qué es y para qué nos sirve

Una sopa de cebolla, y también la de ajo o puerros, es un elemento excelente para estómagos nerviosos o con acidez gástrica, aunque debe cocinarse con poco aceite y sin huevo para que sea realmente relajante.

Avena

Pobre en gluten, y por ello con baja capacidad alergénica, la avena es un elemento indispensable en una dieta relajante. Por su contenido en grasas favorece la nutrición del mismo intestino.

En forma de muesli, papilla, en galletas, leche o como pasta de sopa, la avena es un cereal muy versátil, de agradable sabor, que además se puede preparar de forma muy fácil y rápida.

Por otro lado, si se hierve un cuarto de kilo de harina de avena con bastante agua y se añade a la bañera, podremos disfrutar de un baño caliente sumamente relajante y nutritivo para la piel y la mente.

Miel

La miel es muy rica en levulosa, que es un azúcar de aprovechamiento rápido.

No se debe abusar del consumo de miel si se quiere tranquilizar el ánimo, pero sirve para sustituir al azúcar, que es un alimento sumamente excitante.

Las mieles de azahar o las de mil flores son relajantes, mientras que las de romero o encina son más bien tonificantes.

Conviene comprar mieles naturales, no clarificadas por el calor, y que tengan un origen artesano, ya que conservan muchos principios activos de los que carecen las mieles producidas a nivel industrial.

Leche de almendras, de arroz o de avena

Las leches vegetales son más relajantes que la de vaca, y en menor medida que la de cabra.

No contienen sustancias que puedan provocar alergias o intolerancias, y son ricas en ácidos grasos poliinsaturados.

Las almendras tienen un efecto sedante específico, al igual que la avena, mientras que la leche de arroz es la que menos gluten contiene, que puede ser enervante en personas sensibles.

También puedes leer  ¿Siempre cansad@?. Tal vez sea fatiga adrenal

Frutas cocidas

Las frutas cocidas son más relajantes que las crudas.

Todo depende de lo que se quiera conseguir. Así, frutas y jugos de frutas son mejores por la mañana, y las compotas, peras cocidas, membrillo o plátano al horno serán alimentos más útiles para las personas más nerviosas y para tomar por la tarde o por la noche.

Manzana

La manzana es moderadamente sedante cruda y claramente tranquilizante cuando se come asada, hervida o en compota, especialmente cuando se combina con canela.

El jugo de manzana por la mañana es un excelente reconstituyente.

Cuando se cocina, la pectina se libera más fácilmente y ejerce un efecto sedante digestivo, mejorando tanto la diarrea como los problemas de estreñimiento.

aUnas manzanas al horno o en compota son un excelente postre nocturno para quien padece insomnio.

El Triptófano. Aminoácido para estar relajados

El triptófano es un aminácido esencial que nos ayuda a calmar los nervios.

Este aminácido no puede ser sintetizado por el organismo, por lo que es imprescindible incluirlo en nuestra alimentación diaria.

El triptófano es fundamental a la hora de generar serotonina (la hormona de la felicidad), neurotransmisor implicado en los estados de ánimo y cuyo déficit se asocia a la depresión.

Primero el organismo convierte el triptófano en 5HTP o 5 hidroxitriptofano, para luego transformarlo en serotonina, neurotransmisor que contribuye a regular los estados de ánimo, el crecimiento y el apetito.

También participa en la síntesis de melatonina, una hormona que regula los ciclos de vigilia y sueño.

Alimentos ricos en triptófano

Este aminoácido se encuentra en carnes blancas, huevos, pescados, chocolate, frutas como el plátano, frutos secos y semillas.

Qué pasa si no tomamos triptófano

Si carece de aporte suficiente de triptófano, habrá déficit de vitamina B3 que ocasionará a su vez ansiedad, insomnio o incluso depresión.

Si además las condiciones externas también son propicias al estrés, la necesidad de vitamina B3 será aún mayor.

También puedes leer  Los 5 productos del panal para tu salud

La mejor manera de asegurarnos alejarnos del estrés y la ansiedad es una alimentación sana y equilibrada.

Los ácidos grasos omega 3

Su carencia provoca nerviosismo, falta de concentración y defensas bajas.

Los ácidos grasos omega 3, presentes en pescado azul, chía y lino, y en marisco y nueces, ayudan a disminuir la liberación de cortisol.

Vitaminas del grupo B

Cuando pasamos épocas de tensión y cansancio, el cuerpo necesita mayor aporte de estas vitaminas, ya que las gasta con mayor rapidez.

Las vitaminas del grupo B son necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para poder aprovechar la energía de los hidratos de carbono que consumimos.

Legumbres, huevos, cereales, germen de trigo y levadura de cerveza son buenas fuentes de este nutriente.

Magnesio

Este mineral también es necesario para la síntesis de la serotonina y para mantenernos relajados.

La deficiencia de magnesio provoca irritabilidad e insomnio.

Se encuentra sobre todo en el Chocolate (min. 70%, de sabor amargo), también en carnes magras, mariscos, frutos secos y verduras de hoja verde.

¿Me ayudas a difundir con un tweet?

Los mejores alimentos para estar libres de los efectos del estrés y la ansiedad Clic para tuitear
Seguir

Sobre el autor

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Deja tu comentario:

(3) comments

Muy buen post con los consejos ideales que debemos de tener en cuenta cuando necesitamos un extra de energía o por el contrario un momento más calmado. Un saludo

Reply

[…] “Pasear para mí es una meditación activa que me funciona muy bien. Me ayuda a soltar lo que no me sirve y a oxigenar mi mente” MEJOR ARTÍCULO DE VICTORIA RELACIONADO CON EL ESTRÉS: “7 alimentos relajantes para combatir el estrés” […]

Reply
Scipion 18/12/2016

El azúcar no es excitante. Es una mentira que se repite mucho.

Reply
Add Your Reply

Deja tu comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies