La alimentación como medicina: alimentación holística en naturopatía

La alimentación holística dentro de la naturopatía es nutrición para el cuerpo y la mente. Somos seres indivisibles, por lo que hemos de ser tratados como un conjunto y no por partes, para no perder la relación entre ellas.

Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de prestarle atención a una parte fundamental como es nuestra alimentación.

Los alimentos que hemos aceptado e incorporado en nuestra rutina diaria no tienen nada que ver con los que eran hace unas pocas generaciones atrás: nuestros ancestros no reconocerían los alimentos que encontramos hoy en día en cualquier supermercado.

Además, la era digital en la que vivimos hace que tengamos una sobreinformación confusa y equivocada en la que es fácil confundir lo que es bueno para nosotros y lo que no.

Por suerte, el mundo está despertando y creando conciencia que la comida saludable crea personas saludables.

Aprendiendo a escuchar a tu cuerpo

La naturaleza es sabia y nuestro organismo un mecanismo perfecto que, a pesar de no darle el combustible que necesita, sigue funcionando. Eso sí, como es natural, si tiene carencias no funcionará correctamente.

Cuando tu cuerpo detecta que algo está fallando, intenta avisarte a través de señales. ¿Y qué hacemos entonces? Por desgracia, muchas veces las ignoramos.

¿Cuales son esas señales? Dolores de cabeza que se repiten, picores que no sabes de dónde vienen, cansancio, caída del cabello… el cuerpo tiene mil formas de “hablar contigo”,

Mientras más ignoras sus señales, más evidentes se harán. La naturopatía es consciente que los alimentos que se consumen (y la manera en la que se hace) están relacionados no solo con el estado físico, sino también con el estado mental y emocional.

La alimentación holística es por tanto una manera de ver la alimentación desde un conjunto, considerando que el ser humano es un todo y por ello debe ser tratado en conjunto.

El cuerpo necesita equilibrio en todos los aspectos y la dieta holística es capaz de ayudarlo en esta tarea. No se trata de llevar una dieta por un tiempo limitado, sino de incorporar unos hábitos que se conviertan en un estilo de vida.

Aunque la nutrición es un campo que aún está en crecimiento, hay algo que los expertos están dejando olvidado: cada persona tiene necesidades distintas.

Además, no solo las necesidades entre una persona y otra cambian: también lo hacen en una misma persona dependiendo de la etapa y condiciones de vida.

Nuestro modelo de salud se basa en callar unos síntomas sin abordar realmente sus causas. No necesitas más medicamentos: necesitas entender la importancia de la luz, del agua, de las emociones, del descanso, del ejercicio y de los alimentos saludables.

En este sentido, si aprendiéramos realmente a escuchar lo que nuestro cuerpo está tratando de decirnos, podríamos prevenir muchas de las enfermedades que padecemos.

Una de las maneras que tiene nuestro cuerpo de hablarnos, por ejemplo, es a través de los antojos. Los antojos son información que tu cuerpo te envía para entender lo que necesita. Si conociéramos el significado real de estos, podríamos encontrar los alimentos que realmente nos hacen falta.

Los antojos pueden llegar de maneras muy diferentes. Cuando tu cuerpo desee algo, simplemente pregúntate a ti mismo qué es lo que está pasando realmente. Cada vez que estés ante un antojo, evalúa la situación e interpreta lo que tu cuerpo te está pidiendo en realidad.

Los antojos son la solución del cuerpo a desequilibrios ocultos. La comida es la medicina que regula el estado interno de salud. Clic para tuitear

Si consigues aprender a identificar el significado de tus antojos, podrás recuperar equilibrio y armonía que se suelen buscar de manera desordenada a través de la fuerza de voluntad.

Alimentación holística como tratamiento natural

La base para llevar una alimentación holística con la que estar equilibrado y en el estado de salud que todos buscamos es escuchar a tu cuerpo, ser consciente que somos un todo indivisible con unas necesidades únicas.

Cuando entiendes esto, puedes empezar el camino hacia un estilo de vida saludable que perdura en el tiempo y con el que los niveles de energía permanecen siempre estables.

Aún así, a estas tres ideas se le suman como complemento muchas otras y que estudiamos en la naturopatía profesional. Hay factores que pueden resultar determinantes, como la genética, el tipo de sangre o el metabolismo.

En el Curso Superior de Naturopatía estudiamos estos conceptos en una asignatura completa dedicada a la nutrición. Si te apasiona la idea de que la alimentación es nuestra mejor medicina, puedes informarte haciendo clic aquí de los detalles del Curso Superior de Naturopatía.

Cuando cambiamos a un estilo de vida más natural, comenzamos a pensar y a sentir de una manera diferente: te vuelves más claro, calmado y consciente.

Para que puedas empezar a incorporar algunos primeros hábitos saludables basados en la alimentación holísica de la naturopatía, te propongo incorporar algunos como estos:

Toma más agua

El agua es vida. Muchas de las señales que recibes de tu cuerpo en forma de antojo se traducen en deshidratación. Es muy importante que te mantengas hidratado y que no esperes a tener sed para beber agua.

Puedes aprender más de los signos de carencia de agua en este artículo.

En este sentido, cuida la calidad del agua que bebes. Hidratarse con un agua de mala calidad, llena de sustancias tóxicas puede llegar a ser perjudicial para tu cuerpo.

Practica el arte de cocinar conscientemente

La rutina diaria puede ser agotadora. En ese bucle del hacer, hacer y hacer nos centramos en las prisas y olvidamos el placer que es preparar nuestros alimentos.

Cuando cocinas desde el amor, comes desde el amor. Disfruta de los colores, las texturas y de su olor mientras preparas tus alimentos. Haz que sea un ritual.

Aumenta el consumo de granos enteros, frutas y verduras

Si aumentas el consumo de comida real podrás descartar opciones procesadas o falsa comida que no nos aportan nada. No se trata tanto de prohibiciones, sino de priorizar lo que es bueno para ti.

Experimenta con diferentes proteínas

Hay vida más allá de la carne y del pescado. Prueba con otras fuentes de proteínas que son mucho más beneficiosas para ti y con las que podrás preparar recetas deliciosas.

Reduce la carne, los lácteos, el azúcar y los alimentos procesados

Y no hace falta que también el alcohol y el tabaco, ¿verdad? De esta manera, tu cuerpo no tendrá que estar constantemente luchando con lo que no le hace bien y su trabajo resultará mucho más sencillo. Él, a cambio, te lo agradecerá holísticamente tanto a nivel físico como mental y emocional.

Respira aire puro

Si vives en una ciudad, sabrás perfectamente que la calidad del aire deja mucho que desear. Siempre que puedas, busca un lugar que tenga aire limpio y oxigénate a un nivel profundo.

Cuida tus pensamientos

La vocecita interior que te llena de negatividad no ayuda en nada. Cuida tus pensamientos y tu calidad de vida mejorará. Puedes empezar a practicar actividades que te ayuden a liberarte de los malos pensamientos que te atacan en el momento más inesperado.

Descansa lo suficiente

Durante el sueño, las células y tejidos de tu cuerpo se regeneran. Dormir lo suficiente hará que puedas empezar dispuesto a alcanzar tus objetivos. Recuerda: todos tenemos necesidades distintas, en el sueño también. Busca las horas que tu cuerpo realmente necesita y descansa.

Aquí tienes un artículo en el que te cuento la importancia del descanso.

Mantén relaciones sanas

Al igual que los pensamientos, las relaciones son un factor fundamental en nuestro bienestar holístico. Trata que tus relaciones sean enriquecedoras y no dañinas para tu equilibrio.  

Practica actividad física

El cuerpo humano se hizo para moverse. Encuentra una actividad que disfrutes y practícala regularmente. Si puede ser a la luz del día, tu balance será mucho más positivo.

Ama lo que haces, haz lo que amas

Encuentra un trabajo que te guste o busca la manera de amar el trabajo que haces. Sea como sea, hacer con tu actividad un mundo mejor te mantendrá estable y equilibrado en todos las áreas de tu cuerpo.

Préstale atención a tu espíritu

Desarrollar una práctica espiritual, como puede ser la meditación, te ayudará a prestarle atención a tu alma y espíritu. De esta manera, te tratarás realmente como un todo.

Los grandes cambios no requieren de grandes saltos, sino de pequeños pasos. Comienza a utilizar la alimentación holística en naturopatía a través de pequeños cambios en tu dia a dia y veras como dentro de muy poco verás como ha llegado el gran cambio.

Te recuerdo que si te apasiona la nutrición y quieres profundizar de una manera más profesional en ella, puedes hacerlo en el Curso Superior de Naturopatía de Planeta Vital.

Haz clic aquí para ver la información del curso 

 

Ahora ya tienes la llave para entrar en el mundo natural a través de un estilo de vida holístico. ¿Tienes más ideas para incorporar a este estilo de vida? ¿Crees realmente que podemos tratarnos de una manera separada?

 

Victoria Pérez
 

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies