fbpx

Buenos hábitos para dormir

Por Victoria Pérez | Salud Natural

Feb 18
Hábitos para dormir bien

¿Qué sucede mientras duermes?

Mientras duermes, las funciones de tu cerebro y tu cuerpo siguen activas, aunque estés incosciente.
Durante el sueño, nuestro organismo, en un proceso biológico complejo, procesa información, repara tejidos y descansa.
El cerebro pasa por distintas fases mientras duerme, que ayudan a:
  • sentirse descansado
  • procesar información y fijar conocimientos
  • descansar el corazón y todo el sistema vascular
  • liberar hormona del crecimiento (vital para los niños)
  • reparar células y tejidos
  • liberar hormonas sexuales
  • crear citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario)

¿cuánto necesitas dormir?

Existen recomendaciones generales en función de la edad y el estado físico.
  • bebés: 16-18 horas al día
  • 3-5 años: 11-12 horas al día
  • 6-12 años: al menos 10 horas al día
  • 13-20 años: 9-10 horas al día
  • adultos: 7-8 horas al día

¿cómo saber si duermo lo suficiente?

Si tienes problemas para levantarte por la mañana, te cuesta concentrarte durante el día o estás todo el día somnolient@, debes procurar dormir mejor.

Los adolescentes suelen tener problemas de sueño porque, al acostarse más tarde que los más pequeños, necesitarían dormir más por la mañana, y esto es incompatible con los horarios de instituto.

Se piensa que a medida que envejecemos necesitamos dormir menos, pero no hay estudios concluyentes que demuestren eso.

¿qué pasa si no duermo lo suficiente?

Los efectos sobre la salud de la falta de sueño pueden ser:

  • cansancio y bajo rendimiento
  • problemas para pensar con claridad
  • irritabilidad
  • problemas en las relaciones (especialmente niños y adolescentes)
  • incapacidad para tomar buenas decisiones (riesgo de accidentes)
  • ansiedad y depresión en casos extremos
También puedes leer  Equilibrio de los alimentos ácidos y alcalinos

También puede provocar patologías diversas como:

  • presión arterial alta
  • enfermedades del corazón
  • accidente cerebrovascular
  • enfermedad del riñón
  • obesidad
  • diabetes tipo II

 

 

¿Cómo puedo dormir mejor?

Existen rutinas que podemos incorporar a nuestros hábitos diarios cuando tenemos problemas de insomnio:
– Si hemos permanecido sentados durante la tarde, viene bien realizar un poco de ejercicio como pasear unas horas antes de ir a dormir.
–  Evitar las comidas pesadas y el alcohol al menos dos o tres horas antes de ir a dormir
– Saber utilizar nuestra respiración de forma consciente puede ayudarnos a inducir el sueño. Acostado sobre el lado derecho, inspira por la nariz hasta ensanchar las costillas y llenar de aire el vientre. Mantén el aire dos segundos y espira sin realizar esfuerzos por la boca. Repítelo al menos 30 veces.
– Un buen ejercicio de relajación consiste en tumbarse en la cama sobre la espalda, con los pies hacia el exterior y separados unos 50 centímetros. Mantén los brazos extendidos, las palmas hacia arriba y separadas unos 15 cms. del cuerpo. Cierra los ojos y respira con calma.
– Procurar tomar el sol durante el día
– Mantener fresca la temperatura de la habitación (20-25º C)
– Un baño de agua caliente favorece el sueño. La musculatura se destensa y se calma el sistema nervioso.
– El plátano y el aguacate son ricos en triptófano, un aminoácido que induce al sueño. Las naranjas y mandarinas también calman un sistema nervioso excitado.
En este otro artículo te muestro alimentos con los que relajarte –> Alimentos para tu felicidad
– Otro ritual que ayuda a dormir es tomar una infusión de tila, amapola, valeriana o flores de azahar.

¿puedo tomar algún suplemento alimenticio que me ayude a dormir?

La falta continuada de sueño y una alimentación desequilibrada, pueden provocar carencias que necesitarán de suplementos para ayudarte sobre todo al principio, para solucionar el problema.
En muchas ocasiones, existe una carencia continuada de:
  • Vitaminas del grupo B. Fundamentales para el buen funcionamiento del sistema nervioso
  • Magnesio. También imprescindible para el sistema nervioso y la relajación (mental y física)
  • Aminoácidos esenciales. Triptófano, fenilalanina… sin ellos no podremos sintetizar los neurotransmisores necesarios.
Seguir

Sobre el autor

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Deja tu comentario:

Deja tu comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies