Remedios naturales para la astenia primaveral

By Victoria Pérez | Salud Natural

astenia primaveralEl invierno tiene los días contados. Los días empiezan a ser más largos, las temperaturas más suaves…. y tú te sientes cada día más cansado.

La astenia primaveral es mucho más frecuente de lo que crees. De hecho, el 42% de las personas sienten algunos de sus síntomas, especialmente los primeros días de la estación.

Si quieres saber qué hacer cuando la astenia primaveral aparece y tratarla con remedios naturales, en este artículo te cuento todo lo que necesitas saber para cuidar de tu salud naturalmente esta primavera.

¿Qué es la astenia primaveral?

La astenia es un término que se puede traducir como “cansancio”. Esta bajada de energía se origina por la modificación de dos factores importantes: las horas de luz y los ciclos hormonales.

El origen de la astenia primaveral tiene por lo tanto su origen en el hipotálamo, a través de unas glándulas que regulan la temperatura, el sueño y el apetito, entre otras muchas cosas.

Con la primavera llegan cambios evidentes: aumenta la temperatura y también las horas de luz solar. Estas variaciones hacen que las hormonas de las que se encarga nuestro hipotálamo se vean alteradas: las feniletilaminas y las beta-endorfinas, encargadas de la euforia y el optimismo vital, descienden.

El descenso de estas hormonas explica esa sensación de cansancio físico y mental durante los primeros días de la primavera.

¿Qué síntomas tiene?

La astenia primaveral puede afectarte de muchas maneras diferentes. Estos son los síntomas más comunes:

  • Cansancio. Además de la alteración de tus hormonas, el cansancio es provocado por el cambio de nuestro reloj circadiano: más horas de sol hacen que nuestro ritmo se vea alterado, disminuyendo la calidad de nuestro descanso.
  • Fatiga y aturdimiento. Al verse alterada la presión atmosférica, nuestro cuerpo necesita pasar por un proceso de adaptación hasta que se acostumbre. Mientras tanto, puedes sentirte fatigado, aturdido e incluso sentir falta de memoria.
  • Disminución de la líbido. El descenso de las hormonas que te explicaba anteriormente pueden llegar a afectar a tu deseo sexual.
  • Pérdida del apetito. Durante el proceso de adaptación al nuevo horario y clima puedes sentir que no tienes ganas de comer o que las tienes a deshoras.

Todos estos síntomas varían de una persona a otra y son transitorios. Aunque la astenia primaveral llega sin avisar, podemos tratar las molestias para que disminuyan hasta que tu cuerpo esté completamente adaptado a este nuevo ciclo.

 

Cansancio, fatiga, disminución de la libido o pérdida del apetito… cuídate de manera natural contra la astenia primaveral. Clic para tuitear

 

Remedios naturales para la astenia primaveral

Ahora que ya sabes los factores que afectan a tu cuerpo durante los primeros días de la primavera, voy a darte unos consejos para prevenir y tratar el malestar que puedes sentir:

Descanso

Fundamental. Como ya hemos visto, los cambios de luz alteran el ritmo natural de tu cuerpo. El cambio de hora que se realiza durante estos días es importante para nuestro cuerpo, haciendo que puedas sentirte fatigado durante unos días. Para ello, no hay nada mejor que prevenir: si sabes que el cambio de hora te afecta cada año, anticípate. En lugar de cambiar una hora de golpe, prueba a hacerlo en dos días: primero media hora y al día siguiente la otra media. De esta manera, el cambio no se notará de una manera tan drástica.

Otro consejo para tu descanso es el de intentar respetar un mínimo de 8 horas diarias de sueño. Utiliza las persianas o incluso un antifaz para que puedas ir adaptando tu cuerpo de manera progresiva. Recuerda que lo primero que tienes que evitar son los cambios drásticos y repentinos. Hazlo poco a poco para que tu cuerpo tenga el tiempo necesario para adaptarse.

Hidratación

Con el aumento de las temperaturas, sudarás más. Si no te mantienes hidratado, tus niveles de energía bajarán hasta mínimos históricos. Bebe más agua, es tan sencillo como eso.

Ejercicio físico

Mantener tu cuerpo en un estado activo ayudará a que el proceso de adaptación sea más sencillo. Además de liberar estrés, te ayudará a dormir mejor. Aprovecha la buena temperatura y sal a caminar como mínimo media hora. Verás como te sientes mucho mejor. Ejercicios de relajación también son excelentes en esta época del año.

Alimentación

Aunque todo el año es importante cuidar de tu alimentación, durante estos días tu menú toma un papel más importante aún. Darle a tu cuerpo los nutrientes necesarios es esencial si quieres que tu proceso de adaptación sea más sencillo. Dale protagonismo a las frutas y verduras, ya que te darán las vitaminas que tu cuerpo necesita. No te olvides de incluir legumbres y cereales (de preferencia integrales) para intentar que tu alimentación sea lo más equilibrada posible.

Fitoterapia y complementos para la astenia primaveral

Con una buena alimentación conseguirás que tus niveles de energía se mantengan estables. Para ayudar a este proceso, siempre puedes apoyarte en algunos de estos complementos:

  • Jalea real: combate la astenia gracias a su efecto estimulante, tonificante y euforizante.
  • Polen: sus propiedades equilibrantes ayuda a que la energía se mantenga intacta.
  • Jengibre: además de todos sus beneficios digestivos, también es estimulante.
  • Maca: su contenido en hierro, fósforo, calcio e hidratos de carbono es excelente para el agotamiento físico y mental.
  • Hierba de San Juan: es un antidepresivo natural que ayuda a mantener los niveles de serotonina.

De todos estos complementos para tratar de manera natural nuestra salud profundizamos en las asignaturas de Fitoterapia y Nutrición el el curso de Naturopatía de la escuela Planeta Vital. Si este tema te interesa, no pierdas la oportunidad de formarte en un tema tan apasionante como este.

En resumen, la astenia primaveral es un proceso en el que nuestro cuerpo está tratándose de adaptar al nuevo entorno que le acompaña. Lo mejor para tratar sus síntomas es tener un buen descanso, mantenernos hidratados, realizar actividades que mantengan a nuestro cuerpo despierto y cuidar de nuestra alimentación.

Y, por supuesto, mantenernos positivos. Es un proceso en el que tu cuerpo se está adaptando para el calorcito que está al llegar, después de unos largos meses fríos. Ten paciencia, pronto pasará.

¿Has empezado ya a sentir los síntomas de la astenia primaveral? ¿Cómo te preparas para la llegada de la primavera? Te espero aquí abajo.

Follow

About the Author

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies