fbpx

¿Qué es la iridología exactamente y cómo ser iridólogo? 

Por Victoria Pérez | Naturopatia

Mar 08
naturista medicina

La iridología es un método que intenta determinar, mediante el reconocimiento o examen del iris, el origen y naturaleza de dolencias y lesiones orgánicas que existen en otras partes del cuerpo humano. 

 

¿Por qué en el iris? Porque el iris se encuentra en comunicación con el sistema

cerebro-espinal y simpático, de manera que toda alteración del equilibrio corporal

puede dar lugar a su nivel a una dilatación o una contracción de los ciliares, o a una

contracción o relajamiento del músculo indiano.

 

Así es, los ojos son un espejo de nuestro cuerpo. 

 

De hecho fíjate que hay un curioso párrafo en el Nuevo Testamento en el que Jesús dice a Lucas: “El ojo es el faro de tu cuerpo, si tu ojo está sano (puro), y ninguna parte de él está en la oscuridad, todo en él es claro, como cuando la luz con su claro resplandor te ilumina”.

 

También en la obra de Phyllypus Meyens titulada Chiromantica Medica, se remonta a la Edad Media y ya cita la Iridología como método de exploración.

 

Oficialmente suele atribuirse el descubrimiento de la Iridología a Ignatz von Peczely, médico

húngaro que publicó la primera carta irídica en 1886, quien ya constató que una

patología podía aparecer en el iris tiempo antes de manifestarse en el cuerpo. 

 

 

Ahora que ya tenemos la definición de esta disciplina de la medicina natural, vamos a ver qué es un iridólogo. 

 

La iridología observa las variaciones del iris para estudiar las alteraciones en la salud y usarlas como complemento a otros diagnósticos. 

 

Por ejemplo, en una mancha del ojo o un cambio en la coloración podemos ver que algo no funciona como debería. 

También puedes leer  Los mejores libros de naturopatía y medicina natural

 

Así, los iridólogos, armados con su lupa de entre diez y veinte aumentos, exploran la triple dimensión del iris (topografía, textura y coloración) para ver las manchas, las criptas, las fibras y otros signos que pueden ser indicios de un problema. 

 

Cada ojo está dividido en zonas o círculos que se conectan directamente con cada órgano del cuerpo.

 

Zonas en iridología 

 

Zona 1

 

Circunda la pupila.

 

Esta zona a veces es difusamente visible y otras no, sin embargo, en algunos casos es tan visible que se ve la forma de una línea roja que puede interpretarse como señal de trastornos parasimpáticos, constantes estados emocionales, etc.

 

En estos enfermos la neurastenia se encuentra bien señalada. La línea roja está tan bien delimitada que parece dibujada con un rotulador.

 

Zona 2

 

Esta zona puede tomar una coloración tan semejante al resto del iris en los ojos azules, que es de difícil visión, pero en los ojos castaños o negros, aún en los más oscuros el color será de un tono rojizo castaño más o menos claro según sean los trastornos orgánicos correspondientes a este centro.

 

Esta zona central abarca la zona correspondiente al estómago, que con la zona tercera o intestinal viene a denominarse “zona digestiva”, tomando configuraciones especiales, muy caprichosas, festoneadas, redondeadas, salientes, hacia la parte superior, como si quisiera alcanzar la zona cerebral, cosa que a veces logra, causando trastornos cefálicos más o

menos intensos que aparecen cuando esta zona invasora está activada por fermentaciones gastrointestinales de contenido tóxico, putrefacciones debidas a alteración de los alimentos ingeridos en malas condiciones, o por su composición tóxica, no tolerados por el estómago.

 

Zona 3

 

Esta zona está constituida por la masa intestinal. Las zonas tienen la facultad de poder extenderse e infiltrarse en otra zona contigua, produciendo trastornos más o menos asociados en la zona invadida.

También puedes leer  Cómo cuidar la microbiota con naturopatía.

 

Zona 4

 

La función de esta zona es la de regularizar la circulación central y armonizar el gran sistema nervioso con los demás órganos.

 

Zona 5 

 

Esta es la zona más ancha, y por tanto la mayor de todas. En ella está la representación de casi todos los órganos en concordancia con los otros centros del iris: corazón, hígado, bazo, páncreas, riñones, nalgas, piernas, cerebro, cuello, pulmones, pecho, etc.

 

Zona 6

 

Esta zona corresponde al área de la piel.

 

En lo que respecta a la zona cutánea, diremos que constituye una parte principal para el iridodiagnóstico, no sólo por la densidad coloreada, sino también porque algunas veces se presenta oscurecida, otras punteada, otras blanca o como oscurecida y otras como blanco de nieve.

 

Con estas zonas podemos determinar que una dolencia se puede manifestar en el iris por medio de manchas o bandas que podemos interpretar dependiendo del segmento en el que se encuentre. 

 

Incluso si se observa una ausencia, se puede interpretar como un debilitamiento de la zona. 

 

También el iris nos da información sobre algo más que las enfermedades, ya que traen impresa la herencia genética del cliente  e incluso su predisposición congénita. 

 

Esto es maravilloso porque podemos utilizar esta técnica como prevención. 

 

 

La iridología es una de las herramientas que usamos en Medicina Natural, y elegir unos buenos estudios es fundamental. 

 

Los estudios de Naturopatía no son a día de hoy estudios reglados, por lo que un buen plan formativo es la clave. 

 

Una de las opciones para ser iridólogo y utilizar la iridología de forma profesional es Graduarte en Naturopatía en nuestra escuela, con una formación que te asegura los conocimientos necesarios para ser naturópata. 

También puedes leer  ¿Qué es la iridología? Lo que el iris dice sobre tu salud

 

Con este grado además de estudiar iridología para ejercer de forma profesional, estudiarás otras materias esenciales como anatomía y nutrición. 

 

Aunque si lo que quieres es profundizar más sobre iridología de forma aislada, también tienes la opción de matricularte solo en esta asignatura. 

 

Pregúntanos y comienza tu andadura en esta apasionante materia que a tantas personas ayuda a prevenir y restaurar tu salud. 

 

Seguir

Sobre el autor

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Deja tu comentario:

Deja tu comentario:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies