La curación por el ayuno

curación por el ayunoEl ayuno terapéutico es una de las mejores alternativas naturales que tenemos a la hora de enfrentarnos a las enfermedades de nuestro cuerpo.

 

Actualmente nos exponemos cada día a miles de elementos tóxicos y nocivos para nuestro organismo, lo que nos hace tener una salud cada vez más deteriorada. Todos estos elementos se van acumulando en nuestro interior, saturando nuestro sistema. Y llega un momento en el que el cuerpo no puede más, trayendo consigo la enfermedad.

El ayuno terapéutico nos puede ayudar a limpiar nuestro organismo de todas estas sustancias y fortalecer nuestro sistema inmunológico. Un cuerpo depurado es sinónimo de una salud de hierro.

¿Qué es el ayuno?

 

El ayuno es una práctica que consiste en no ingerir comida durante un período específico de tiempo. Aunque muchos no lo sepan, todos realizamos un ayuno absoluto cada día: desde la última comida del día hasta la primera de la mañana (¿entiendes ahora el verdadero significado de desayuno?).

El ayuno se conoce y practica desde hace miles de años. De hecho, está incluída en muchas de las prácticas religiosas que todos conocemos. Pero antes de eso, ya practicamos el ayuno: nuestros antepasados no comían 5 veces al día. Todo dependía de si tenían suerte y cazaban, o si ese día tocaba pasarlo sin comer.

Hay numerosos estudios que demuestran que nuestro organismo está capacitado para beneficiarse del ayuno. Cuando el cuerpo deja de recibir agentes externos que no le favorecen, deja de luchar y centra su atención en la sanación.

Existen diferentes tipos de ayuno: absoluto, normal y parcial.

El absoluto es el ayuno en el que no se ingiere ningún alimento ni tampoco bebida. Es, como te decía, el ayuno que todos hacemos cada noche. También es el tipo de ayuno que se hace en el Ramadán, aunque ellos se limitan por el día y termina por la noche.

El ayuno normal permite beber agua, aunque es algo para lo que la mayoría de los occidentales, por mucho que queramos, no estamos preparados. En su lugar, se puede intentar hacer un ayuno de líquidos, que incluya zumos preparados por uno mismo, caldos de verdura e infusiones (sin azúcar, por supuesto). Esto lo hace más llevadero y es prácticamente igual de efectivo, si tenemos en cuenta lo intoxicados que estamos.  

Y por último, conocemos el ayuno parcial, que limita una serie de alimentos, como azúcar, alcohol u otro tipo de alimentos procesados.

 

¿Para qué te puede ayudar el ayuno?

 

El ayuno terapéutico te puede ayudar a desintoxicarte, previniendo y mejorando muchas enfermedades.

Y si lo piensas bien, tiene una explicación muy lógica. Al ayunar, permitimos que todos nuestros órganos, que trabajan cada día sin descanso, puedan destinar toda su energía a desintoxicar nuestro torrente sanguíneo.

Esta práctica es capaz de devolverle al cuerpo su estado natural de equilibrio. El cuerpo es sabio y gracias al ayuno comienza a potenciar su poder sanador.

El ayuno te puede ayudar a tratar enfermedades dermatológicas, al desintoxicar el órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel.

También puede ayudar con enfermedades cardiovasculares, digestivas, respiratorias y a tratar la superación de adicciones.

 

Beneficios del ayuno

Si realizas un ayuno terapéutico, podrás notar muchos beneficios. Entre ellos:

  • Limpiarás tu sangre, tus riñones y tu hígado. Tu cuerpo será capaz de eliminar todas las toxinas acumuladas durante mucho tiempo.
  • Depurarás tu sistema digestivo. Todos los residuos acumulados serán expulsados, desintoxicando todo el sistema.
  • Desaparición de líquidos retenidos. El sistema renal se normaliza, ayudando al cuerpo a expulsar todos los líquidos que retiene dentro.  
  • Renovación de la piel y el pelo. Su aspecto mejora debido a la purificación de tus células.
  • Lucidez mental y aumento de energía. Al ahorrar el proceso de la digestión pesada, tu mente funcionará mucho más rápido.
  • Previene muchas enfermedades: ayudarás a tu cuerpo a equilibrar el sistema hormonal, disminuir inflamaciones y la gripe, entre otras muchas dolencias.
  • Controla la presión arterial sin necesidad de consumir ningún tipo de medicamento.

 

¿Cómo realizar el ayuno para sanar tu cuerpo?

Si quieres realizar un ayuno terapéutico, lo mejor es empezar poco a poco.

El primer paso es hacer un ayuno parcial, en el que centres tu alimentación en la naturaleza. Intenta evitar todos los tóxicos que puedas, empezando por los alimentos procesados. También es recomendable prestar atención al agua que bebes, ya que si acostumbras a beber agua del grifo, esta viene cargada de elementos nocivos para tu salud. Dentro del ayuno parcial, también es importante elegir aquellos alimentos que te alejen al máximo de los elementos químicos. Las frutas y verduras ecológicas son una excelente opción.

Cuando ya hayas depurado gran parte de las toxinas con este ayuno parcial gracias a la alimentación limpia, puedes comenzar a practicar el ayuno normal. Comienza atrasando la hora de tu desayuno, o saltándote la cena. De esta manera, podrás empezar a disfrutar de ayunos de 12 horas sin mucho esfuerzo, notando muchos de sus beneficios.

Un paso más es el de llevar un ayuno de curación prolongado en el tiempo. Para este ayuno es necesario que cuentes con una supervisión. Un ayuno de solo agua es un tratamiento muy potente para curar tu cuerpo y también tu mente.

Recuerda que tras un ayuno, es importante que vuelvas a comer prestando atención a tu alimentación. Y es que de nada sirve un ayuno si al día siguiente comienzas a llenar tu cuerpo de nuevo de elementos nocivos.

Si quieres saber más sobre este tema, te recomiendo esta lectura: La Curación por el Ayuno de Alexi Suvorin. En este libro, el autor cuenta su experiencia con el ayuno, muchos ejemplos y la manera correcta de llevar un ayuno largo.

Espero que esta nueva forma de curación haya abierto una nueva ventana en tu mente. El ayuno no es para todos, ni es recomendable en muchos casos. Por ello, te vuelvo a recomendar que, si quieres experimentar todos los beneficios que el ayuno nos regala, consultes con un especialista para que te pueda asesorar personalmente.

 

¿Habías oído hablar del ayuno? ¿Lo has practicado para sanarte alguna vez? Te espero en los comentarios.

Victoria Pérez
 

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies