Refuerza tu salud en invierno. El puerro

By Victoria Pérez | Salud Natural

 

Al llegar el invierno, el puerro nos protege de resfriados y afecciones pulmonares y de garganta. Facilita la digestión, es depurativo y ayuda al sistema inmunitario.De la misma familia (liliáceas) que la cebolla o el ajo, pero con un sabor más suave, es cultivado desde tiempos de egipcios y hebreos, tanto con fines culinarios como medicinales, ya que ayuda a remediar males de garganta y pulmones, siendo además de fácil digestión.

puerro2Puede consumirse crudo o cocido, siendo típico de invierno, al proteger al organismo frente a resfriados y otros males de la estación.
Se trata de un alimento rico en minerales como el calcio, hierro, azufre (necesario para la piel y mucosas), potasio, manganeso, silicio y selenio.
Destaca su contenido en vitamina C y E, ambas de propiedades antioxidantes y protectoras. Contiene mucílagos y celulosa, beneficiosos para el intestino, al combatir estreñimiento y hemorroides.

Se trata de un alimento poco calórico, que puede formar parte de los regímenes de adelgazamiento.

Algunos trastornos que ayuda a prevenir:
Aparato digestivo: combate la presencia de bacterias y hongos; estimula el tránsito intestinal y evita la flatulencia.
Lípidos sanguíneos: al igual que el ajo y la cebolla, disminuye el excesivo nivel de colesterol en sangre.
Circulación venosa: previene la formación de varices y otros trastornos venosos.
Vías respiratorias: debido a que el aceite esencial del puerro es expulsado en parte por los pulmones, tiene un efecto beneficioso en caso de resfriados o bronquitis.
Vías urinarias: al tener efecto diurético, la ingesta de esta hortaliza es adecuada en casos de reumatismo, artritis, gota y cálculos renales.
Anemia: ayuda a evitar este problema debido a su contenido en compuestos orgánicos de hierro.
Antienvejecimiento: por sus propiedades desintoxicantes y antiescleróticas sobre el organismo, el puerro ayuda a mantenernos jovenes más tiempo.

Receta de jarabe expectorante:
jarabe para gargantaLa presencia de sustancias mucilaginosas le confiere al puerro propiedades emolientes y expectorantes particularmente indicadas en caso de laringitis, faringitis, afonías y bronquitis. Este mucílago puede obtenerse después de una cocción:
1º.- se cortan 500 grs. de puerros en pequeños trozos y se ponen en un cazo con medio litro de agua.
2º.- se cuece hasta obtener una pasta que se exprime cuidadosamente, eliminando el agua restante.
3º.- se le añaden tres cucharadas soperas de miel, mezclando bien la pasta.
Pueden tomarse tres cucharadas al día de esta “mermelada”.

Follow

About the Author

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies