Probióticos: 7 beneficios que los hacen únicos para cuidar tu salud de manera natural

ProbióticosMuchas de las enfermedades que sufrimos se originan por un desequilibrio en nuestra flora intestinal. Los probióticos, unas bacterias benignas presentes en algunos alimentos y suplementos, son un tratamiento perfecto para prevenir y tratar numerosas enfermedades.

Aprender a cuidar de tu intestino, dándole la importancia que se merece, ayudará a fortalecer no solo tu sistema digestivo si no también el inmunológico.

¿Qué son los probióticos?

La Organización Mundial de la Salud define a los probióticos como “organismos vivos que al ser administrados en cantidades adecuadas proporcionan o generan efectos benéficos a la salud del huésped”

Por lo general, los probióticos se encuentran en suplementos o alimentos que poseen principalmente especies intestinales de lactobacilos y bifidobacterias. Gracias a estos compuestos biológicamente activos, aumenta nuestra ingesta de nutrientes y es capaz de aliviar una serie de problemas gastrointestinales, como el estreñimiento, el síndrome del intestino irritable o gastroenteritis. Los probióticos naturales ayudan a mantener el equilibrio entre las bacterias buenas y malas que viven en nuestro organismo.

Los probióticos naturales ayudan a mantener el equilibrio entre las bacterias buenas y malas que viven en nuestro organismo. Clic para tuitear

Es importante que prestemos atención a las connotaciones negativas que tenemos con el término “bacteria”. Existen bacterias buenas y también malas, pero las dos son necesarias.

Los tipos más utilizados de probióticos son los lactobacilos y las bifidobacterias. También los bacilos y diversos tipos de levaduras también funcionan como probióticos. Ellos pueden ser ingeridos a través de ciertos alimentos fermentados que contienen cultivos vivos. Puede ser a través del yogur o pueden tomarse como suplementos dietéticos.

Cuando el tratamiento ante una infección bacteriana se resume en los antibióticos, es necesario saber que estos matan a las bacterias, tanto buenas como malas. Eliminando las bacterias buenas, el cuerpo se convierte en vulnerable, perjudicando su salud. El consumo de probióticos es un eficaz tratamiento para intentar minimizar estas consecuencias.

7 beneficios de los probióticos

1. Fortalece el sistema inmune

Los probióticos son capaces de mantener el equilibrio entre las bacterias buenas y malas de nuestro sistema digestivo, fortaleciendo con esto nuestro sistema inmunológico.

Además, las bacterias que contienen los probióticos son capaces de evitar que los patógenos intestinales se reproduzcan, haciendo que el sistema inmune se adapte mejor a los factores externos que provocan las enfermedades.

2. Aumenta la ingesta y asimilación de nutrientes

Cuando incluímos probióticos en la dieta diaria, nuestro cuerpo aumenta su capacidad de extraer los nutrientes que necesita de los alimentos, disminuyendo lo que desecharía automáticamente si no los tomáramos.

Esto ocurre porque los probióticos aumentan nuestra biodisponibilidad, mejorando la capacidad que tiene el organismo de extraer todas las vitaminas y minerales. De esta manera, mejora nuestra oxigenación en sangre y con ella nuestra salud en general.

3. Disminuye los síntomas de la intolerancia a la lactosa

Cuando el cuerpo es incapaz de procesar la lactosa, puede causar serios problemas en el sistema digestivo. Sin embargo, varios estudios han demostrado que los probióticos naturales son muy útiles para disminuir los efectos de esta intolerancia.

Esto ocurre porque los probióticos promueven el proceso digestivo, especialmente a una cepa de probióticos llamados Acidophilus, capaces de romper la digestión de la lactosa.  Pero ojo, tomar probióticos no elimina la intolerancia a la lactosa como tal, solo es utilizada para aliviar los síntomas irritantes.

4. Tratamiento natural contra el estreñimiento

Cuando no incluimos la suficiente agua o fibra en nuestra dieta, podemos sufrir estreñimiento. También pueden influir en este algún grado de hipotiroidismo o medicamentos que estemos tomando.

Los probióticos naturales son una opción excelente para tratar el estreñimiento, así como la diarrea. Estos son capaces de regular la actividad enzimática del intestino, acelerando el proceso digestivo.

5. Previene y mejora los síntomas del síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable se caracteriza por el dolor abdominal, hinchazón y evacuaciones impredecibles. Aunque no se conoce el factor que lo ocasiona, influye de manera determinante el medio ambiente, la alimentación y el estrés.

Los probióticos naturales pueden mejorar sus síntomas y prevenirlos, aunque realmente no puede sanar esta dolencia de manera definitiva.

6. Combate la gastroenteritis

Los probióticos naturales son perfectos para prevenir afecciones como la gastroenteritis y la diarrea, ya que son capaces de reducir la inflamación de la membrana intestinal y restaurar las bacterias buenas que están dañadas.

7. Disminuye la fatiga crónica

La fatiga crónica está estrechamente relacionada con el desequilibtio de las bacterias intestinales y con ello del sistema inmunológico. Incluir probióticos naturales ayuda a equilibrar de nuevo estas bacterias, disminuyendo los síntomas de la fatiga crónica.

Como ves, los probióticos naturales son una opción increíble para equilibrar nuestro organismo de todos los factores que lo alteran. Aún así, es necesario que tengas en cuenta que el equilibrio es importante, incluyendo los probióticos en tu dieta.

Un exceso de bacterias beneficiosas puede llegar a ser contraproducente, provocando que el sistema inmunológico deje de funcionar correctamente. Por lo tanto, si quieres incluir los probióticos en tu día a día, hazlo, pero siempre en la medida justa y sabiendo qué es lo que tu cuerpo necesita.

La mejor manera de tomar probióticos es incluirlos en tu día a día a través de alimentos que contienen estas bacterias buenas, como pueden ser vegetales fermentados como el chucrut, tempeh, miso, kombucha y, por supuesto, el kéfir.

Sobre el kéfir, es mucho mejor que no lo adquieras ya preparado, ya que suele incluir otros elementos que no nos benefician. Por ello, prepara el proceso de fermentación en casa para asegurarte que tu ingesta de probióticos es totalmente natural. Y si te lo estás preguntando: sí, es realmente fácil de hacer.

También puedes asegurar tu ingesta de probióticos a través de suplementos, siempre cultivados de manera orgánica. Una opción perfecta es esta.

Si te apasiona la nutrición para cuidar de la salud de manera natural, en el Curso Superior de Naturopatía de la escuela de Planeta Vital tendrás la oportunidad de profundizar en este tema, ya que incluye una asignatura dedicada a la nutrición.

Los probióticos naturales y las diminutas bacterias que albergan conseguirán equilibrar y fortalecer tu sistema digestivo e inmunológico.

¿Y tú? ¿Ya incluyes probióticos en tu alimentación diaria?

 

Victoria Pérez
 

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies