Mindfulness. Cómo gestionar la atención

By Victoria Pérez | Desarrollo Personal

En el estado de consciencia característico del mindfulness (atención plena), permanecemos atentos a lo que sucede en nuestra mente.

Gestionar la atención:

Viviendo en el presente. La mayor distracción de nuestra mente es estar pendiente de las dos realidades virtuales: pasado y futuro. Ambas distraen y generan malestar.

Atender la preocupación. Es como tener una cita con el problema, a una hora concreta, que nos permitirá observarnos en nuestra producción mental e influir en ella, limitando su interferencia en el resto de tareas diarias.

Fluir. La flexibilidad en nuestro foco de atención nos permite atender a lo que más nos interesa, sólo debemos cuidar de no estar datenciónemasiado dispersos.

Objetivos. Recordar nuestras metas y objetivos, nuestras prioridades, con trucos como repetir frases, usar notas adhesivas, mapas mentales, que nos den estructura a nuestra dinámica mental.

Pequeñas distracciones. En los momentos de mayor distracción o cansancio, podemos escuchar música, saborear un alimento, cantar, observar un paisaje o hacer algo con los ojos cerrados.

Otros recursos útiles son cultivar el orden, fijar objetivos o saber descansar.

Follow

About the Author

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies