¿Puede ser el dinero espiritual?

dinero es espiritualSi te cuesta cobrar un precio justo por tus servicios como terapeuta, probablemente no sepas que el dinero no es más que energía y tus creencias limitantes te impiden sentir la abundancia.

Y es que existen multitud de creencias limitantes que se basan en prácticamente lo mismo: cuando comenzamos a ser terapeutas muchos viven metidos en un mundo donde parece “ilegal” pedir el justo precio por tus servicios, cursos o lo que sea, como si todos fuésemos yogis viviendo de la energía del sol. Fuera de bromas, no podemos seguir confundiendo evolución y espiritualidad con pobreza, ya que eso impide avanzar en la abundancia y boicotear nuestro propio progreso.

Se trata de mirar al dinero como una herramienta: al igual que un carpintero necesita martillos, cinceles y clavos, los terapeutas necesitamos el dinero para poder ofrecer cada vez mejor servicio (necesitamos formación, plataformas, espacios.. ¡y vivir!)

 

Las creencias limitantes sobre el dinero

Pasamos la mayor parte de nuestra vida dentro de nuestra cabeza. Los pensamientos que te repites día tras día llegan a hacerse parte de ti, y entre ellos, como no, todo lo que piensas acerca del dinero.

Dime si te suenan algunos de estos pensamientos:

  • Me da vergüenza cobrar
  • No se me da bien vender
  • Yo soy terapeuta, no empresario
  • No quiero subir mis precios porque perderé clientes
  • Mis clientes no tienen tanto dinero

 

¿Te identificas con alguno? Entonces, tus creencias limitantes te están dominando. Tus pensamientos crean tu realidad y por lo tanto ese tipo de creencias no te permitirá vivir una vida abundante.

Muchos de mis alumnos, cuando les pregunto cuánto cobran por sus consultas, me responden que no tanto como les gustaría.

Es necesario que interiorices lo siguiente: si cobras poco, nunca te faltará trabajo, pero siempre te faltará dinero

Además, es probable que si tus tarifas son demasiado baratas, se asocie tu servicio a una peor calidad. Y eso no es cierto, ¿verdad que no?

Reconoce el precio que tu servicio se merece, establece tu estatus y convierte tu pasión en abundancia económica.

El dinero es espiritual

Una vez revisadas tus creencias limitantes, es el momento de entender la verdadera espiritualidad del dinero.

El dinero no es más que un objeto neutro sobre el que tienes el poder de otorgar energía positiva o negativa. Esta energía aparece cuando piensas que algo es bueno o malo,  por ejemplo:

  • Si sientes que utilizas casi todos tus ingresos en los gastos de tu negocio, pensarás que el dinero es obligación.
  • Si un cliente te pide una rebaja porque no puede pagarte más y aceptas, pensarás que el dinero es compromiso.
  • Si no aceptas la rebaja y perdiste un cliente, el dinero será culpabilidad.
  • Si gastaste tu dinero en un curso con el que llegaron el doble de clientes, el dinero será bueno.

Estas situaciones son muy comunes en las profesiones de la salud natural. Sin embargo, esto no se queda aquí. La situación puede empeorar (y lo hace) cuando pones toda tu energía en conseguir dinero.

¿Tu fin último es el dinero? Entonces date por perdido. Cuando le entregas toda tu energía a la del dinero, lo único que comienza es el principio del fin.

Vivimos en un mundo en el que predomina el egocentrismo. Y uno de los matices que tiene esto, es que el ser humano es egoísta por naturaleza. Aunque sea en lo más subconsciente de cada uno de nosotros.

Por ello, si el único objetivo de tu negocio es ganar dinero con tus consultas y además tienes integradas las creencias negativas sobre él, no importa todo lo que quieras hacer. Nunca cambiará tu relación con el dinero.

Ahora bien, es posible darle la vuelta a esta situación. ¿Cómo? Muy fácil: entendiendo que tu último fin no debería ser el de ganar dinero, si no el de dar lo mejor de ti. Da siempre lo mejor de ti, con todo tu corazón puesto.

Llegará un momento en el que, cuando te des cuenta de que no escatimas en dar lo mejor de ti, no tendrá sentido hacerlo cuando recibes.  

“Dar y recibir son en verdad lo mismo” – El Curso de Milagros

El intercambio que hacemos por nuestros servicios no es más que un flujo de energía de tú a tú. Por eso, cuando tu pones tu energía en dar lo mejor, te sabrás merecedor de recibir lo mejor.

Si te cuesta realmente ponerle precio a tu tiempo y a tus conocimientos, te recomiendo integrar esta nueva idea en tu subconsciente. Además, puedes utilizar afirmaciones sobre la abundancia, tales como: “me merezco que la abundancia llegue a mi vida”

Recibe y agradece, mantén el flujo abierto.

El dinero es espiritual y no nos cabe duda de que esto es así. Para mantener el flujo constante de abundancia en tu vida, no tienes más que recibir y agradecer dando lo mejor de ti de vuelta.

Se trata de un flujo que no hace más que crecer a medida que lo incorporamos a nuestras vidas: cuando agradeces, dejas entrar más abundancia, por lo que sigues agradeciendo y poniendo tu granito de valor en este mundo… que te recompensa con su granito de abundancia.

Con dinero podrás cursar formaciones de calidad, que te permitan tener los mejores conocimientos. Además, podrás tener un espacio adecuado y bonito, lo que hará que tus clientes se sientan mucho más cómodos.

Si permites que el dinero llegue a ti, podrás invertir para llegar a muchos más clientes y también podrás conocer a otros compañeros con los que enriqueceros mutuamente. Y podrás poner a disposición de todos tus servicios para cambiar muchísimas vidas. Porque en eso se basa el fin último de nuestra profesión: ayudar y mejorar la calidad de vida de otros.  ¿No te parece ahora que el dinero es espiritual?

 

Victoria Pérez
 

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies