Alimentos para una mente ágil

By Victoria Pérez | Salud Natural

Algunas pautas alimentarias favorecen el cerebro al cubrir sus necesidades y protegerlo del estrés y del envejecimiento. Descubre lo que más le conviene para disfrutar de una buena salud emocional.

alimentar el cerebroLo que se come puede repercutir en el estado mental, pero también el estado mental puede repercutir en lo que se come. Se sabe que la conducta alimentaria está regida en buena parte por las emociones y también que a través del comportamiento alimentario podemos tener pistas del equilibrio emocional.

Llamamos “comedor emocional” a la persona que en situaciones de presión o estrés tiende a comer mucho.

Así, el modo en que se piensa y se siente, depende en parte de lo que se come. Una alimentación que incluya dosis suficientes de los siguientes nutrientes mejora el rendimiento intelectual, la memoria y el estado de ánimo.

Omega-3.  Entre 30 y 60 g. al día de pescado azul (sardina, bonito, atún, trucha, arenque, boquerón…) cubren las necesidades recomendadas de éste ácido graso, que se halla en el cerebro en grandes cantidades y sirven para regular la conectividad dentrítica de las neuronas. Para aprovechar mejor su valor nutricional, es preferible cocinar al horno o a la plancha.

Triptófano. Este aminoácido esencial es un precursor dela serotonina (neurotransmisor fundamental para el estado de ánimo) y de la melatonina, hormona que regula los ritmos de sueño y vigilia. Está presente en quesos, semillas de soja, cacahuetes, trigo, arroz, huevos, carnes y pescados.

Vitamina B1 (tiamina). Las vitaminas más importantes para la salud cerebral y el sistema nervioso son las del grupo B.  Participan en la formación de neurotransmisores y protegen las células nerviosas. Esta vitamina se encuentra en cereales integrales, germen de trigo, legumbres, nueces y semillas de girasol.

mock-up-naturopatiaLecitina. Es un fosfolípido, pieza esencial de las membranas celulares y de las vainas que rodean las neuronas. Contiene colina, sustancia clave para procesos cerebrales como la memoria. También es esencial para que los músculos se contraigan y para controlar el colesterol. Se encuentra en habas de soja, yema de huevo, pescado y carne.

Polifenoles del té verde. Compuestos antioxidantes que ayudan a prevenir el estrés oxidativo del cerebro.

 

 

Follow

About the Author

Soy Victoria Pérez y trabajo con estudiantes y profesionales de las terapias naturales y la gestión emocional para completar su formación y acompañarles mientras construyen su sueño de tener una consulta viva, rentable y a su estilo.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies